proceso de diseño de packaging

Probablemente ya sepas que la marca es fundamental para una empresa, pero lo que quizás no conozcas es que el packaging personalizado es responsable de más de la mitad de las ventas de una empresa.

De hecho, el 52% de los consumidores en todo el mundo toman decisiones sobre la compra de un producto en función del paquete en el que se vende. Al fin y al cabo, es una de las primeras impresiones que reciben de tu producto.

Si te preguntas cómo se hace el proceso de diseño de packaging para crear un paquete increíble, este artículo es lo que buscas. Descubre todas las claves.

3 etapas del proceso de diseño de packaging

El packaging del producto debe ser funcional y atractivo; sin uno u otro, las empresas corren el riesgo de perder una gran parte de posibilidades de venta. Es importante contar con un diseñador gráfico especializado para conseguir los resultados esperados debido a que es una pieza fundamental del marketing de tu negocio.

Alinear el diseño de producto con la identidad de tu marca

El empaque de su producto debe conseguir dos cosas: convencer al cliente de que compre ese producto específico y convencer al cliente de que permanezca fiel a tu marca. Por lo tanto, es importante que todos los packaging de tus productos se alineen con la identidad de tu marca y atraigan a tu comprador ideal.

Entonces, comienza con el comprador ideal. Desarrolla un buyer persona y evalúa qué impulsa a esa persona a realizar una compra. Esto te ayudará para adaptar las decisiones de diseño, como el esquema de color, la fuente o la fotografía.

Luego, considera los aspectos de tu negocio que te diferencian de tus competidores. Identificar el valor de tu marca en el mercado es un paso importante para sentar las bases del diseño de su packaging.

Aspectos técnicos y fase de diseño

Una vez que hayas desarrollado el concepto para tu producto, puedes comenzar la fase de diseño. Durante esta etapa, es necesario combinar decisiones técnicas y artísticas para producir un producto capaz de captar la atención de tu cliente ideal y mejorar la presencia de tu marca en cualquier punto de venta.

Es necesario recopilar información logística antes de comenzar a diseñar:

  • Para cuántos paquetes necesitarás diseños. Por ejemplo, ¿simplemente producirá una etiqueta para una botella o también necesitará un diseño para una caja de envío
  • Dimensiones de los paquetes.
  • Texto para el producto. Tu marca, lema, nombre del producto, descripción y cualquier información requerida, como ingredientes, información nutricional o códigos de barras, deben estar listos antes de comenzar el diseño.
  • Imágenes para usar en el diseño.
  • Colores, fuentes y logotipos alineados con la marca.

Luego, es importante decidir la jerarquía y el orden de la información. Por ejemplo, ¿es más importante que tus clientes sepan y comprendan rápidamente que tu producto es vegano? ¿O prefieres establecer la presencia de su marca? Si es así, debería ser el nombre de tu marca el que destaque más en el diseño.

Impresión del packaging

Una vez que el diseñador gráfico ha terminado de diseñar el packaging es necesario pasar a la impresión. ¡Pero ojo! Antes de realizar un pedido en grandes cantidades, es recomendable solicitar una prueba a la impresora.

Esto te permitirá ver si está todo correcto y si queda de la forma adecuada. Puede que el diseño en el ordenador quedase genial, pero al imprimirlo los colores no destaquen igual o haya que hacer algún cambio.

De este modo no tendrás que preocuparte si es necesario algún cambio puesto que solo habrá una impresión de prueba.

Ahora ya conoces todo sobre el proceso de diseño de packaging y la importancia de hacerlo de forma correcta para poder conectar con tu público objetivo desde la primera impresión. Si quieres que tu marca sea recordada puedes contactar con nuestro estudio de diseño de packaging en Salago Creative ¡te ayudamos a conseguirlo!

Comentar